Reconoce FAO a México por asegurar abasto de alimentos durante pandemia

Reconoce FAO a México por asegurar abasto de alimentos durante pandemia

Ciudad de México. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) reconoció la labor de México y en general de los países de América Latina para asegurar el abasto de alimentos y la protección fitosanitaria de sus cultivos durante la contingencia por COVID-19.

En el contexto de la inauguración del Taller regional virtual de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF) 2020 para América Latina, representantes de la FAO sostuvieron que la región ha respondido de manera coordinada y eficiente ante la pandemia, y los países han aplicado medidas de concientización hacia su población sobre la importancia del sector primario.

La FAO estima que entre 20 y 40 por ciento de la producción agrícola mundial se pierde cada año a causa de las plagas. Calcula que las enfermedades de las plantas cuestan a la economía mundial alrededor de 220 mil millones de dólares anuales, y los insectos invasores unos 70 mil millones de dólares.

Las normas que establece la CIPF, también son reconocidas por la Organización Mundial del Comercio, a través de su Acuerdo de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, cuyo objetivo es facilitar el comercio seguro de productos agroalimentarios y proteger la sanidad vegetal en el mundo.

El director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga, en su calidad de presidente de la Comisión de Medidas Fitosanitarias (CMF), indicó que el trabajo del organismo de la FAO ha continuado con pleno cumplimiento de las medidas que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Indicó que, durante las reuniones virtuales, los representantes sanitarios de más de 180 países solicitaron a la FAO ampliar la celebración del Año Internacional de la Sanidad Vegetal 2020 hasta el primer semestre del 2021, a fin de extender la difusión sobre la importancia de cuidar las plantas para garantizar la seguridad alimentaria.

La extensión permitirá a los países, México incluido, llevar a cabo diversos eventos que fueron suspendidos, reprogramados o adaptados, a consecuencia de la contingencia sanitaria mundial.

El funcionario mexicano precisó que además de las celebraciones de cada país, la FAO encabezará la Conferencia Internacional de Sanidad Vegetal entre mayo y junio del próximo año, incluida la ceremonia de clausura del Año Internacional.

Asimismo, indicó que a partir de 2021 cada 12 de mayo se celebrará el Día Internacional de la Sanidad Vegetal, por lo que anualmente se elegirá a un país para encabezar los festejos; adelantó que Zambia es la primera nación seleccionada para iniciar la conmemoración anual.

La CMF ha difundido mensajes, a través de sus representantes regionales, dirigidos a las autoridades sanitarias de los países, el sector productivo y los consumidores, con el objetivo de proteger la producción de alimentos durante la pandemia.

La oficial de Agricultura de la FAO para Mesoamérica, Raixa Llauger, indicó que las plantas son la principal fuente de ingreso económico de casi la mitad de la población y constituyen el 80 por ciento de los alimentos que comemos, por lo que la pandemia pone en relieve la necesidad de asegurar su protección contra plagas y enfermedades a nivel mundial.

Aseguró que el COVID-19 ha mostrado cómo la adopción de medidas preventivas es esencial para proteger a los países de la introducción y propagación de enfermedades devastadoras, estrategias que se aplican en la salud humana, animal y de las plantas.

La FAO estima que entre 20 y 40 por ciento de la producción agrícola mundial se pierde cada año a causa de las plagas. Calcula que las enfermedades de las plantas cuestan a la economía mundial alrededor de 220 mil millones de dólares anuales, y los insectos invasores unos 70 mil millones de dólares.

El director general de la Comunidad Andina, Clarems Endara, señaló que el taller regional es fundamental para coordinar los trabajos de los organismos fitosanitarios, a fin de promover el intercambio global de productos agrícolas con la garantía de que se han minimizado los riesgos de diseminación de plagas, que pudieran afectar a los países importadores.

Agregó que la pandemia pone en riesgo a la seguridad alimentaria, por lo que, para proteger a la región se deben aplicar medidas concertadas de bioseguridad, de la mano con el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Comité de Sanidad Vegetal del Sur (Cosave).

La CMF, que actualmente preside México en la figura del director en jefe del Senasica, es el órgano de gobierno de la CIPF, único organismo internacional encargado de establecer e implementar normas fitosanitarias, que son reconocidas por los gobiernos de todo el mundo.

Hasta la fecha sus integrantes han aprobado más de 100 normas internacionales para medidas fitosanitarias (NIMF), que implican todos los aspectos de la cuarentena de las plantas.

De esta manera la CIPF pone al alcance de los campesinos y gobiernos que luchan por protegerse de plagas y enfermedades muy destructivas, las herramientas y conocimientos necesarios para mantener sanos sus cultivos agrícolas, y evitar que las plagas crucen las fronteras.

Por ejemplo, establece normas y protocolos para el diagnóstico de plagas muy invasivas, pues garantizar un análisis correcto es esencial para intervenciones oportunas y lograr un control rápido y efectivo.

Busca alternativas para reducir los riesgos de las plagas vegetales en contenedores marítimos que, aunque no transporten mercancía agrícola, pueden ser la vía de transporte de especies invasoras.

Origen: jornada.com.mx